La rúcula en tus recetas de cocina


   
8 febrero 2013. Categoría: Alimentos

Sus hojas y tallos la hacen parecerse al berro; al wasabi por su sabor amargo y picoso. Pero no es mucho lo que tiene que ver con ellos. Es una hierba silvestre que desde la última década del siglo XX ha calado en la cocina internacional. Especialmente para darle a las recetas un toque gourmet. Otros nombres que se utilizan para la rúcula son rúcola, oruga, roqueta, ruca o jaramago.

rucula recetas cocina La rúcula en tus recetas de cocina

Se recogía en las orillas de los caminos, por lo que no gozó de importancia hasta la década de los 90 cuando la cocina del Sur de Francia, Grecia e Italia experimentaron con su particular sabor.

La rúcula en tus recetas de cocina

Esta hierba es ideal en las ensaladas, cuando las hojas están frescas y todavía crujientes. Pero en países como España, Italia, Francia y Grecia es común conseguirla en los platos de pasta y arroz. En Italia particularmente, es casi seguro que esté en cualquier pizza luego de que ésta pase por el horno.

Pero no es menos popular el pesto de rúcula en sustitución del tradicional pesto de albahaca. Es ideal, entonces, para los carpaccios.

Una propiedad maravillosa de la rúcula es que puede cultivarse muy bien en casa, en pequeñas macetas.

Aguanta calor y no exige de mucho cuidado. Generosa como pocas hierbas en la cocina.

 Propiedades nutricionales de la rúcula

 Sería una mentira afirmar que en la rúcula se encuentran altos nutrientes. Pero se le reconoce la vitamina C, el beta-caroteno o pro-vitamina A, y en cuanto a minerales la presencia de hierro, magnesio y potasio.

Además contiene fibra, razón por la que se recomienda a todas aquellas personas con problemas digestivos e intestinales. Es ese sabor amargo el que contribuye a un mejor tránsito intestinal, ya que estimula las secreciones digestivas.



Dejar un comentario