Cómo ahorrar en la cesta de la compra

Ahorro es la palabra clave. Cada vez que vamos de compras al supermercado  parece que estemos en un constante ir y venir de ofertas y oportunidades. Semana especial, envases con contenidos extras, ofertas dos por uno que no te puedes perder…

Como ahorrar compra supermercado Cómo ahorrar en la cesta de la compra

No todas las ofertas de los supermercados salen rentables

 El objetivo de las ofertas es cambiar nuestra intención de compra, (evidentemente para aumentar sus ventas) pero no siempre resultan beneficiosas para el consumidor. No se trata de no hacer caso a las oportunidades, sino de seguir unos lógicos consejos para asegurarnos de que realmente lo son.

Consejos para ahorrar en la compra del supermercado

  • Elabora tu presupuesto de forma realista: Calcula la parte de tus ingresos que puedes invertir para llenar la cesta de la compra cada mes y cíñete a ella.  Un truco para controlar que te ajustas a tu presupuesto es distribuir el dinero en sobres (por días o semanas). Evita el uso de la tarjeta de crédito y resérvala para casos excepcionales.
  • Elabora un menú semanal: Si no sabes qué vas a cocinar no sabes qué tienes que comprar. La mejor forma de realizar una compra ajustada al presupuesto es elaborar un menú semanal, y de esta forma también evitas que los alimentos adquiridos acaben estropeándose.
  • En qué supermercado comprar: Existen grandes diferencias de precios entre ciudades, marcas y establecimientos. Rastrea por las tiendas de tu entorno y elabora un circuito de compra inteligente. Ten en cuenta que algunos supermercados con una media general de precios más cara pueden contar con alguna sección (droguería, lácteos…) más barata. Las ofertas puntuales suelen ser positivas, pero aprovecharse de las ofertas supone un ahorro medio anual del 2%, sin embargo, eligiendo un buen establecimiento alcanzarás el 30% anual.
  • Fíjate en el precio, no en la oferta: La palabra oferta es un reclamo que hace referencia a ese producto comparado consigo mismo pero no con el resto. Esa marca determinada puede seguir resultándote más cara que otras que no están promocionadas. Si la relación calidad-precio de los productos que consumes habitualmente te convence, úsala como referencia a la hora de valorar ofertas puntuales.
  • Calcula el 3×2: Esta es una oferta recurrente que no siempre es tan rentable como parece. Para averiguarlo calcula el precio real que acabas pagando por unidad, a lo mejor otras marcas, sin la oferta, te salen más a cuenta, sobre todo si sólo tenías pensado comprar una unidad.
  • Cuidado con los productos de arrastre: Se denominan así aquellos productos que se ofrecen a muy buen precio pero que te llevan a adquirir un segundo producto que en principio no tenías pensado comprar y que se presenta sin ningún tipo de descuento. Puede que te salga rentable coger ese paté a buen precio si no picas el cebo y compras las tostaditas para untar que se encuentran “casualmente” al lado.
  • Ve a la compra sola y sin hambre: algunos estudios demuestran que ir al supermercado en familia resulta poco rentable. El riesgo de acabar metiendo en el carro de la compra algo más que no teníamos previsto es mayor, y más si vas con niños. Nunca vayas al supermercado con hambre: Si vas a comprar con el estómago vacío todo te parecerá más apetitoso y caerás en todas las tentaciones.
  • Compara el precio por kilo: Así te cercioras que que el tamaño del envase no te engaña.

Portal de consumidores para comparar precios

Para saber en qué lugar puedes encontrar cada producto de tu casa es lo que ofrece el portal www.yibril.com



, una comunidad de consumidores. Puedde resultarte muy útil.

Establecimientos con mejor política de precios

También consultar los establecimientos con mejor política de precios a través de la web de la OCU www.0cu.org/precios/supermercados


Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. Eduardo Martínez dice:

    Tiempos difíciles, soluciones creativas. En estos tiempos hay que agudizar el ingenio para llegar a fin de mes. ¡Artículo compartido!