Consejos hacer una lista de la compra económica

Siempre podemos conseguir ahorrar un poco cuando hacemos la compra en el supermercado. Se trata de hacer una compra económica, guiándonos por una serie de pasos previos, que incluyen cómo reciclar los alimentos para no tener que tirar nada.

lista compra economica Consejos hacer una lista de la compra económica

Lista de la compra económica



Consejos para hacer una compra económica en el supermercado.

Elabora una lista de la compra con antelación

Elabora una lista previa con los ingredientes que necesitas y ten cuidado con las ofertas trampa. Normalmente la fecha de caducidad en estos productos es más corta y corres el riesgo de que no te dé tiempo a aprovecharlos. Resulta más acertable ceñirse a lo que teníamos previsto antes de salir de casa.

Elige alimentos de temporada

Hoy es posible comprar cualquier fruta o verdura en cualquier época, pero tiene un precio: puede triplicar el gasto. Los alimentos de temporada resultan más económicos y están en su mejor momento para aportarnos los nutrientes que necesitamos.

Organiza nevera y despensa

Solemos almacenar los alimentos colocando los nuevos delante. Si invertimos el orden evitaremos que se nos estropeen sin darnos cuenta.

Nunca tires restos de comida

Hay que aprender a reciclar los restos de comida y ser flexibles con el menú. Nos hemos acostumbrado a tirar comida con demasiada facilidad. Hay que recuperar los hábitos, tan saludables para el bolsillo, de nuestras abuelas. Siempre se puede improvisar una tortilla, por ejemplo.

Reconvierte una receta base

Si por ejemplo has cocinado arroz a la cubana y te sobra, puedes reconvertirlo en una ensalada. También puedes añadirle verduras salsa de tomate, pan rallado y gratinarlo. Reciclar alimentos no es comer mal y ahorras tiempo y dinero.

Salva a tiempo frutas y verduras

Si ves que la verdura se va a estropear, hiérvela y congélala (Cómo congelar verduras y hortalizas). Otra posibilidad es hacer un caldo o estofarla para acompañar carne. En cuanto a la fruta, lo mejor es escaldarla y guardarla (Cómo hacer conservas de frutas)  o hacer mermelada.

Aprovecha más los alimentos

  • Por ejemplo, las hojas grandes de la coliflor, que solemos desechar, pueden servirnos para preparar un caldo.
  • También se pueden aprovechar las partes verdes del puerro como ingrediente para recetas de cremas o sopas.
  • Lo mismo ocurre con la piel del calabación; se puede freír como si fueran patatas fritas y está buenisima.
  • Las hojas de lechuga más verdes o las de las zanahorias, en lugar de tirarlas podemos hervirlas; resultan más finas que las espinacas.
  • Las pepitas de melón o de calabaza, si se pasan por la sartén resultan tan ricas como las pipas.

No seas estricta con la fecha de caducidad

La fecha de caducidad es un indicador válido, pero no siempre exacto. A veces la fecha es solo orientativa y no hace falta que rechacemos un alimento si su aspecto es bueno, como suele ocurrir con los yogures. Un truco para las galletas o frutos secos cuando se ablandan es ponerllos unos minutos en el horno.