Reciclar alimentos en la cocina

Reciclar alimentos en la cocina es un buen propósito para aprovechar todo lo que tenemos en la despensa, no tirar nada, y además ahorrar en la cesta de la compra. Sigue estos consejos:

reciclar restos comida Reciclar alimentos en la cocina



  • Si has cocinado más de la cuenta, separa los restos en raciones y congélalos. Es la fórmula más sencilla para disfrutar otro día de lo que has cocinado.
  • Con las verduras que ya no necesites puedes elaborar purés, hacer rellenos o picadillos para cocinar con arroces.
  • Las salsas sobrantes también puedes reutilizarlas en un plato de pasta, con legumbres o en un guiso de patatas.
  • No dejes que la fruta se pase. Antes de que la fruta se eche a perder, prepara una macedonia o pásala por la licuadora y disfruta de un buen zumo de frutas cargado de nutrientes.
  • Conserva carnes y pescados escabechándolos en vinagre, aceite, sal y especias.
  • No tires el pan duro, puedes rallarlo o elaborar deliciosos platos como el pudin, añadiendo leche y huevo al baño María.
  • Para mantener las propiedades intactas de los alimentos existen bolsas envasadoras al vacío o bolsas selladoras de uso doméstico.

Una sugerencia más: prepara conservas caseras aprovechando el buen precio de una verdura o fruta. Utiliza un envase de vidrio y hiérvelo unos minutos. El tiempo de conservación es de un año.