La tradición de tomar el té y sus variedades

Cuando se habla de “té” se hace referencia a la infusión que se obtiene de las hojas secas de la Camelia Sinensis o árbol de té.Veamos sus orígenes, qué variedades de té existen, y cuales son las costumbres a la hora de tomarlo en distintos lugares del mundo. Desde el Oriente hasta Europa, el Norte y el Sur de América, es una de las bebidas preparadas de mayor consumo. No hay que ser del Reino Unido o esperar hasta las 5 de la tarde para deleitarse con una taza de té.

tradicion te La tradición de tomar el té y sus variedades



El origen del té

Al estudiar distintos alimentos y explorar los iconos gastronómicos en el mundo, no es de extrañarse que hayan dos o más países atribuyéndose su origen, se trata de China e India: sus habitantes se atribuyen el origen de esta bebida consumida desde hace más de cinco mil años.
En cuanto al mundo occidental, fueron los holandeses quienes introdujeron el té a América y no los británicos. Nueva York, antes llamada Nueva Amsterdam, fue el puerto a través del cual llegó el té a América.

Fiesta del té

Al explorar este mundo de infusiones, aromas, tradiciones e historia, se entiende por qué se habla de “el arte del té”. Hay distintas maneras de compartirlo, y si el disfrute del aroma y el sabor del té viene “acompañado” de conocimiento y paréntesis culturales, mucho más placentero para los invitados.

Para disfrutarlo al estilo inglés, la tetera, fina mantelería y cucharillas son esenciales. Las tazas y platos preferiblemente deben ser de porcelana. El té se acompaña con algún dulce, torta o pasta seca, y se sirve negro, con o sin crema.
Para compartirlo al estilo oriental, el té verde es el más tradicional, se sirve en pequeñas tazas, por lo general sin azúcar. Debe estar en un entorno tranquilo. Las personas se sientan sobre esterillas en el suelo, tal cual el ritual budista.

Hay más de 300 tipos de té.

Las variedades de té alcanzan los 300 tipos. Se pueden clasificar básicamente en té rojo, verde, negro, blanco, amarillo y Oolong, cada uno de ellos con distintas variantes. Todos salen de la misma planta. Lo que hace a un té diferente del otro es la edad de las hojas y su posterior tratamiento.

El té de Ceilán (Sri Lanka) es uno de los de mejor calidad, las hojas son sometidas a mayor oxidación y de allí su color negro.
En el continente americano la costumbre es algo distinta. Estados Unidos fue el primer país en consumir el té frío.En el Sur, especialmente en Argentina, Paraguay y Uruguay, es más popular otra infusión: el mate.

El té ayuda a mantener la salud cardiovascular

¿Sabías que el té contiene flúor, coadyuvante en la prevención de las caries? Contiene también vitamina B, potasio (estos dos en pequeñas cantidades), magnesio, taninos, cafeína, polifenoles y aceites esenciales.
El té ayuda a mantener la salud cardiovascular, evita la formación de coágulos en la sangre o trombos. Es astringente, diurético, antioxidante y estimulante gástrico. Así como en el caso del café, su consumo en exceso puede alterar el sistema nervioso, causar insomnio y dificultar la absorción de hierro.

Diferencia entre infusión y tisana

Las infusiones se preparan con agua muy caliente sin llegar al punto de ebullición. Esta agua se vierte sobre las bolsas de té, flores, frutas, granos, etc., y se deja reposar tapada, se filtra y se consume. El té es una infusión, pero no todas las infusiones son té. El tilo o  la manzanilla son otros ejemplos de infusiones.
La tisana, por su parte, se prepara dejando hervir el agua por minutos con tallos, raíces u otros ingredientes que soporten calor extremo, como por ejemplo con el jengibre.