El arte de cocer y preparar la pasta


   
7 diciembre 2008. Categoría: Técnicas cocina Etiquetas: .

El arte de cocer y preparar la pasta. La elección del tipo de pasta y los condimentos más adecuados para las recetas.

cocer pasta El arte de cocer y preparar la pasta

Como preparar la pasta

Cómo cocer la pasta

  • Cocer la pasta en una olla alta sin tapar. Debe hervir libre y alegremente en agua abundante con sal, preferentemente sal marina no refinada.La proporción aconsejable es de 1 litro de agua y 10 gramos de sal por cada 100 gramos de pasta.
  • Cuando el agua esté en plena ebullición, echar primero la sal y a continuación la pasta, en forma de abanico, si es pasta larga (spaghetti), o esparcida, si es pasta cortada (macarrones).
  • Subir el fuego para restablecer pronto la ebullición. Si no se disponde de fuego fuerte o la olla no es lo bastante grande, se cocerá en dos recipientes.
  • Remover la pasta con un tenedor largo de madera, al principio y de vez en cuando durante la cocción.
  • El tiempo de cocción varía según la clalidad y grosor de la pasta. Influyen también la altitud del lugar, la calidad del agua, la intensidad del fuego y el tipo de recipiente.
  • La pasta estará en su punto (al dente) cuando esté cocida por dentro, pero todavía algo dura al probarla.
  • Es muy importante escurrirla rápidamente con un colador de rejilla, sin pasarla por agua fría, excepto para la preparación de ensaladas de pasta o platos fríos de verano.
  • Condimentar enseguida con la salsa preparada aparte y queso rallado cuando se precise, o bien, añadirla al caldo o menestra hirviendo dándole un hervor para que tome sabor.

Es importante servirla bien caliente, humeante de aromas.

La pasta debe cocerse aparte en agua con sal y nunca directamente en caldos muy grasientos.

Debe cocerse “al dente”, porque la pasta empapada de agua pierde su gusto característico, rechaza los condimentos y también los jugos digestivos.

formas pasta El arte de cocer y preparar la pasta

Pasta de diferentes formas

Cómo preparar la pasta

La pasta es igual a una bella mujer: está bien con todo y mejor todavía con poca cosa.

La pasta admite, liga y armoniza con todos los condimentos y sabores. Es un alimento básico muy completo: precisa poca cosa como complemento para convertirse en alimento perfecto bajo el aspecto nutritivo, dietético y gastronómico.

La cocina de la pasta es simple, fácil y rápida de preparar. La gran mayoría de las pastas cuecen durante 3 – 10 minutos.

Todas las recetas permiten variantes de ingredientes, condimentos o aromas según la preferencia personal, para hacerlos más originales o simplemente para variarlos.

Los condimentos más apropiados para las recetas de pasta

El condimento más indicado es el aceite virgen de oliva, que es rico en vitaminas A, E, C, sabroso y aromático, incomparable e inigualable con los obtenidos después de la primera prensada. Da un sabor especial a los sofritos, cunde más y resiste mejor a las altas temperaturas sin producir toxinas. No contiene colesterol, favorece la secreción biliar, neutraliza la acidez gástrica y estimula la evacuación intestinal.

Otro condimento muy empleado en las recetas de pasta es la mantequilla, que es insustituible en la preparaciín de salsas blancas con quesos frescos o fundidos, para pasta al horno o bien como condimento único, acompañado de queso rallado. La major mantequilla es la fresca pasteurizada, hecha con pura nata de leche. La mantequilla es muy nutritiva: contiene calcio,hierro, fósforo y vitaminas A y D. Pero debe emplearse con moderación, dado su alto contenido en colesterol.

Hortalizas para el sofrito. Todo sofrito lleva hortalizas. Las más empleadas en la preparación de salsas para pasta son el ajo, la cebolla, la zanahoria y el apio, picados y sofritos ligeramente, a fuego suave, en aceite o grasa, añadiendo en frío, si se quiere, unas cucharadas de agua, que permitirá rebajar la cantidad de grasas, sin quemar el sofrito.

Para terminar, toda clase de especies pueden aderezar nuestros platos de pasta: ajo, cebolla, zanahoria, apio,tomate, especias y plantas aromáticas, perejil,albahaca, orégano, sal, salsas preparadas, queso, vino, etc.

Elección del tipo y formato de pasta

Conocemos muchas variedades de formas, figuras, tamaño y aspecto en general. La diferencia entre ellas está en el paladar y viene motivada por la superficie y grosor de la pasta.

El gusto cambia totalmente al comer dos pastas de formas distintas condimentadas con la misma salsa. Por lo tanto es muy importante elegir el formato de pasta más idóneo para cada salsa o condimentación.



Comentarios (2)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. Son muy buenos los consejos para cocinar y comer la pasta. Esta es una comida típica de las poblaciones italianas y de sus descendientes que por cierto están diseminados en todas las regiones y aún continúan férreos a la tradición de comer la pasta de los domingos.

  2. mariana dice:

    Me pareció muy bien quedaron deliciosas.