Conservación del pepino y propiedades nutricionales


   
1 mayo 2012. Categoría: Técnicas cocina Etiquetas: , .

Con tan pocas calorías y tan fácil de digerir, el pepino es el aliado perfecto de quienes desean perder o mantener su peso corporal. Es versátil y práctico a la hora de usarlo en la cocina. Contiene un 95% de su contenido es agua. Pertenece a la misma familia de los melones y calabazas conocida como curcubitáceas.

pepino gastronomia Conservación del pepino y propiedades nutricionales

Conservación del pepino

  • El pepino se mantiene bien en la nevera por un máximo de dos semanas.
  • Bajo ningún concepto los congele; al descongelarlos toman una contextura acuosa.
  • Guardarlos en bolsas plásticas acelera la maduración y acorta la vida del fruto fresco.

Intolerancia al pepino

El pepino no conlleva a problemas de digestión, a menos que se trate de las especies sudafricana o árabe conocidas por sus poderes laxantes. En cuanto al pepino comúnmente distribuido en Sudamérica, no existen efectos negativos en el sistema digestivo si se consume en su estado natural. Resulta indigesto para algunos comensales cuando se combina con aditivos como vinagre y sal.
Si crees que eres intolerante al pepino, intenta consumirlo masticándolo bien, acompañado de limón y aceite de oliva o yogurt. Son perfectos sustitutos de la sal o aderezos de altas calorías.

Beneficios nutricionales del pepino

  • El pepino neutraliza la acidez, es refrescante, contribuye con la circulación
    sanguínea y purifica los intestinos.
  • Cien gramos de pepino aportan aproximadamente seis miligramos de vitamina C. La dosis diaria recomendada de esta vitamina es de 60 mg. para intensificar las funciones inmunológicas.
  • La piel del pepino contiene fibra y vitamina A ¿por qué desecharla?
  • Comer el fruto por 40 días produce una desintoxicación profunda en el organismo. Es además fuente de potasio.

También puedes utilizar el pepino como tónico casero para la piel.

Receta de aderezo griego de pepino

¡Opa! Aderezo griego en casa: Ralla medio pepino y escúrrelo, a ser posible, durante toda la noche. Mezcla con dos dientes de ajo machacados, yogurt natural, una cucharadita de menta picada, zumo de limón y una pizca de sal. Termina con un poco de aceite de oliva. Tapa y deja reposar durante 1 hora. Sirvelo recién sacado de la nevera para aderezar en ensaladas, carnes o Kebab.

También puedes utilizar el pepino como tónico casero para la piel.

 

 



Dejar un comentario