El wok permite cocinar con pocas grasas

cocina wok 300x200 El wok permite cocinar con pocas grasas

Cocinar con pocas grasas



En la cocina oriental se consideran mucho más saludables los métodos de cocción basados en el rehogado y el vapor que los que utilizan salsas pesadas. Tradicionalmente, la dieta oriental cuenta con una gran variedad de verduras y condimentos sin grasas y no suele contener demasiados productos lácteos ni carnes rojas.

Para reducir el consumo de grasas

La mayoría de nosotros consumimos demasiada grasa a diario. Este hábito nos hace más propensos al sobrepeso y las enfermedades cardíacas, sobre todo si comemos demasiada grasa saturada como la que se encuentra en la leche, en los productos cárnicos y en el coco.

Los platos que contienen menos grasas son los cocinados al vapor y los rehogados. La técnica del rehogado concentra pocas grasas, ya que requiere una pequeña cantidad de aceite.

La grasa se suele utilizar para dar gusto a los platos, aunque en su lugar también se pueden usar ingredientes como el ajo, el chile, la pimienta y el jengibre. Pueden descartarse también los platos excesivamente grasientos como las frituras de wantuns, las algas crujientes, el cerdo agridulce y los rollitos de primavera.

También hay que evitar platos con gran cantidad de frutos secos, crema de coco o leche de coco.

Arroz y pasta

En platos que incluyan arroz o pasta, se debe optar siempre por el arroz al vapor o hervido, en lugar de frito. El arroz solo contiene pocas calorías y muchos hidratos de carbono.

La pasta también es una buena elección para las dietas bajas en calorías. Los platos cuyo ingredientes principal es la pasta, son bajos en grasas saturadas. Sin embargo hay que evitar los platos con fideos o tallarines fritos.

Carne, pescado y verduras

Reducir la cantidad de carne que se ingiere optando por platos de verdura o con mayor contenido en verduras que en carne. Escoger proteínas bajas en grasas como el pollo, el pavo, las gambas, antes que la carne roja. Probar también alternativas vegetarianas como el tofu. Otro consejo es quitar siempre la piel de las aves y la grasa de las carnes.

Las verduras son bajas en grasas y calorías, ayudan a llenar el estómago, y por tanto, evitan que consumamos otros alimentos más grasos. En cuanto a las grasas saturadas, las opciones más saludables de la cocina asiática son las verduras salteadas o al vapor.

Saber más:


Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

Sitios que enlazan a este artílo

  1. Trampitas para bajar calorías y comer rico (II) | Blog Ellas | 21 abril 2010